Archive for the 'Imágenes de una Memoria' Category

26
Oct
12

Imágenes de una Memoria

 

“No quiero que los míos se me olviden bajo la tierra

Los que allí los acostaron no resolvieron la eternidad”…

Stella Díaz Varín.

 

En cada fotografía hay un registro, un testimonio, el retrato de algo único e irremplazable. De ahí que frente a quien amenaza aniquilarnos con su arma, de pronto hay quien dispara con su cámara. Así también, en cada enfoque subsisten detrás: una mirada, una vida, una historia que forma parte de un pueblo. Y cada pueblo, dicho sea, mide el valor de su cultura por la manera en que proyecta hacia el futuro su pasado. Allí radica algo terrible, descubierto cada once de septiembre: Chile tiene la forma de una abierta cicatriz. Chile lleva la huella de un duelo no concluido. Sabemos en nuestro país que la memoria, que es a lo que apunta la fotografía, ha sido un campo de batalla. La lucha continúa entre quienes mantienen el recuerdo de tanto desaparecido oculto en el silencio y quienes llaman a pasar hacia una nueva etapa de progreso, a modo de un borrón y cuenta nueva.

Yo no quiero que mis muertos callen. Los muertos buscan, en nosotros, portavoz. Por esto, no dejemos que las cruces sean símbolos de nuestros brazos cruzados.

Hoy, al recorrer el cementerio general de Santiago, observo el orden de las tumbas. En ellas se inscriben nombres y fechas (acaso de ese modo se identifican), pero además hay excepciones conmovedoras. Cruces de fierro oxidado, cubriendo fosas preñadas de cadáveres humillados en vida y más allá de su muerte. Rostros que alguien tachó; vidas que se detuvieron; historias de amor que otros hicieron desaparecer. ¿Por qué aceptar sendos sueños pasados, vueltos silencioso memorial? Sin embargo no todo es inercia entre las tumbas. Por esto pregunto: ¿Quién se ha vuelto indiferente a tantos cuerpos enterrados ya sin nombre? ¿No nos humilla el testimonio de cuerpos enterrados sin ser reconocidos? ¿Cómo no ser solidarios frente a la herida de quienes sufren en espera de que la imagen del ser que aman deje de ser tachada como un N.N.?

No logro ser indiferente, pues la memoria colectiva depende de oír a nuestros desaparecidos. Es lo que testimonian estas imágenes: cargamos con nuestros muertos, y no se muere del todo sino cuando se es indistintamente olvidado. Tal es el desafío: que no dejemos caer en el olvido lo que exige de nosotros hacer un indispensable aprendizaje: la historia de un país se vive y se realiza por resistir al olvido y recordar la dignidad de nuestra lucha en busca de justicia. Ésa es la inagotable tarea que retoman estas fotografías. Aquí cada fotografía es un parpadeo que busca resucitar en la memoria.

Texto: C. Ignacio Soto (Filósofo) y fotografías de Víctor Jiménez, AFI Santiago.

 

Anuncios